7 Proyectos con Raspberry Pi

Con la aparición de la Raspberry Pi 3 en 2016, que supone una gran evolución en cuanto a especificaciones hardware, las placas Raspberry Pi se vuelven muy populares y se dispara su uso doméstico de forma exponencial. Antes de pasar a ver algunos de los proyectos con Raspberry Pi más importantes y fáciles de llevar a cabo, te recomiendo echar un vistazo a nuestro artículo ¿Qué es una Raspberry?.

Proyectos con Raspberry Pi

Una de las preguntas más recurrentes en foros y grupos de Telegram es ¿qué puedo hacer con mi Raspberry Pi? En este artículo os voy a presentar 7 proyectos que se pueden hacer con una Raspberry Pi. Algunos de ellos los estoy realizando yo mismo ya que ahora tengo en casa una Raspberry Pi 3b+ y una Raspberry Pi 4 recién estrenada hace unas semanas. Poco a poco iré publicando el resultado de estos proyectos con Raspberry Pi en mi entorno 🙂

Sin más, os dejamos un listado de proyectos sencillos para Raspberry Pi:

1- Servidor Web

Si queremos montar una web personal, o un blog WordPress, tendremos que recurrir a un servicio de Alojamiento que nos permita subir nuestra página web. Estos servicios son de pago, y los planes de alojamiento más económicos pueden rondar los 5 euros al mes. Una buena alternativa puede ser montar nuestro propio servidor web en la Raspberry, siempre y cuando tengamos una buena conexión a Internet.

Os dejo un buen recurso de la web oficial de Raspberry Pi (en inglés) donde se explica cómo montar un servidor web Apache, una base de datos MySQL y el framework PHP para poder montar un blog en WordPress en nuestra Raspberry.

También podemos ir un paso más allá y no sólo montar un servidor web, sino también un servidor de correo, un servidor de descargas torrent, un servidor DLNA para compartir contenido, servidor FTP, y mucho más. Os dejo otro recurso muy interesante (en inglés) donde se monta todo esto paso a paso:

2- Servidor VPN

Hoy día existen muchos servicios VPN (Virtual Private Network) de pago que ofrecen dos principales características:

  • Permiten ocultar tu IP para dificultar el rastreo.
  • Permiten consumir servicios que estén limitados a determinadas zonas geográficas.

Si no quieres pagar por este tipo de servicios, o no terminas de fiarte de ellos, es posible crear tu propio servidor VPN con una Raspberry Pi. De esta forma, toda conexión que hagas desde el exterior será más segura. O incluso te permitirá ver contenido audiovisual limitado a España en el extranjero 🙂 Os dejo un tutorial paso a paso para instalar una herramienta open-source llamada OpenVPN en nuestra Raspberry Pi.

3- Media Center o Centro Multimedia

Uno de los usos más populares de una Raspberry Pi es convertirla en un centro multimedia para poder conectarla a la TV y reproducir nuestro contenido. Hay distribuciones Linux que ya vienen con todo preinstalado para poder montar nuestro centro multimedia, como por ejemplo OSMC (Open Source Media Center), que está basado en Kodi.

osmc en raspberry pi
Interfaz de OSMC en Raspberry Pi conectada a la TV

4- Nube privada

Existen varios servicios en la nube que casi todos utilizamos, como Dropbox, Google Drive o iCloud entre otros. Se trata de servicios que te permiten alojar tus datos y ficheros personales en la nube, de forma que estén accesible desde cualquier parte.

Con una Raspberry puedes instalar tu propio servidor cloud, de forma que todos los datos estén en tu propio servidor. Con esto conseguimos asegurarnos de que tenemos pleno control sobre nuestro servidor y los datos que alojamos en él. Para ello contamos con una herramienta open-source llamada NextCloud. Os dejo un tutorial paso a paso para instalar NextCloud en nuestra Raspberry (en inglés). Explica 2 formas de instalarlo, la primera es instalando una distribución NextCloudPi desde una MicroSD; y la segunda es instalarlo directamente sobre el sistema operativo Raspbian que ya tengamos instalado en nuestra MicroSD.

También os dejo una captura de pantalla de la interfaz de usuario de Nextcloud una vez instalado en mi Raspberry Pi 4:

Nextcloud en Raspberry Pi
Interfaz de NextCloud en mi Raspberry Pi

5- Altavoz inteligente (Alexa o Google Home)

La domótica es uno de los temas calientes de hoy día. ¿A quién no le gustaría poder controlar las luces de su casa, o la intensidad del aire acondicionado con un simple comando por voz? Esto se consigue a través de los altavoces inteligentes de Alexa (Amazon Echo) y Google Home. Pero ambos tienen un precio, como casi todo en esta vida.

Con una Raspberry Pi es posible construir nuestro propio altavoz inteligente, basado en las mismas soluciones que Alexa o Google Home. A mí me parece un tema fascinante y seguro que va a ser uno de los proyectos que me tengan enganchado las próximas semanas 🙂

Os dejo un vídeo de Youtube (en inglés) que encontré el otro día e hizo que mi interés por este tema se disparase:

Espejo Inteligente construido con Alexa

6- Máquina recreativa o Emulador de juegos Retro

Junto con el uso como centro multimedia, el uso de la Raspberry Pi como emulador de juegos retro es otro de los usos más reclamados por los usuarios. Para ello existen principalmente dos versiones de código abierto, RetroPie y Recalbox.

El proceso de instalación es muy sencillo en ambos casos. En la web de cada uno de ellos que os he dejado en el párrafo superior están las instrucciones para descargar e instalar lo necesario en nuestra MicroSD. Y a disfrutar (de nuevo) de las máquinas recreativas y consolas de 16 bits de nuestra infancia 🙂

7- Mini PC de escritorio

Por último, aunque no menos importante, no recordemos que una Raspberry no es más que un «mini ordenador». De hecho, uno de los usos que se le puede dar es utilizarlo como PC doméstico, si las tareas que vamos a llevar a cabo no son muy exigentes con los gráficos. Podremos usarlo perfectamente para navegar por Internet, trabajar con aplicaciones ofimáticas como hojas de cálculo o documentos, o reproducir nuestros archivos multimedia.

Debido a sus especificaciones hardware no debemos esperar que vaya tan fluido como un portátil de última generación de 1000 euros. Pero es una alternativa muy interesante teniendo en cuenta la relación precio/prestaciones que estas pequeñas placas nos ofrecen.